Las fallas del Pirieno, declaradas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO

Compartir
Vota:
Fallas San Aventí

Fallas. J. Clariana


Las Fallas, Haros y Brandons del Pirineo han sido inscritas por la UNESCO en la lista representativa de patrimonio inmaterial de la humanidad en 2015.

Algunos pueblos del Pirineo de Andorra, Francia y España, de Aragón y Cataluña, mantienen desde hace siglos una peculiar celebración del solsticio de verano, la noche más corta del año.

Los Bonansines preparan sus fallas, unas grandes antorchas de madera, con mimo durante el año. Al llegar el solsticio de verano suben por la tarde al cerro de San Aventín, cercano al pueblo de Bonansa. Junto a la ermita del S.XI comparten cena mientras va cayendo la noche. Cuando la noche se vuelve oscura encienden el faro, una hoguera preparada para la ocasión, y van encendiendo las fallas.
 
Los fallaires bajan por la montaña en fila con sus fallas en llamas, generando un rio de fuego muy espectacular. Están transportando el fuego purificador, el fuego con el que pretenden dar fuerza al sol para el próximo ciclo solar, hasta su pueblo. La entrada a la plaza es uno de los momentos más emotivos, los fallaires entran al pueblo entre aplausos de los numerosos vecinos y visitantes que cada año acuden a verlos, comienzan a correr por las calles del pueblo, para repartir bien los efectos purificadores del fuego, quemar lo malo del año anterior y comenzar limpios el nuevo ciclo.
 
El recorrido termina en la Plaza Mayor, donde espera preparada una gran hoguera, que se enciende y alimenta con el fuego de las fallas. A partir de ahí, musica, bailes, conversaciones, un poco de torta y algo de beber. Para más tarde terminar los más valientes saltando la hoguera y pensar que todavía queda un año para volver a vivir el día más especial para los bonansines.
 
Únicamente unas 60 poblaciones del Pirineo central mantienen, con pequeñas diferencias entre sí, esta tradición que se pierde en la noche de los tiempos, los pirenaicos llevan bajando el fuego de la montaña hasta el pueblo para el solsticio durante milenios, luego la fiesta se cristienizó y se hizo en honor a San Juan.

La candidatura ante la UNESCO se comenzó a fraguar por el impulso de Ayuntamientos y Asociaciones, y fué un ejemplo de trabajo conjunto entre diferentes territorios y países con un fin común. Mas tarde fueron colaborando las Comarcas, Diputaciones y Gobiernos Autonómicos, hasta que los estados frances y español, con el liderazgo de Andorra, decidieron presentar la candidatura ante la UNESCO.

 

 

 

El 1 de diciembre de 2015, en la reunión del Comité Intergubernamental de Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, reunido en Windhoek, Namibia, decidió inscribir "las fiestas del fuego del solsticio de verano en los Pirineos" e la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

 

Contenidos relacionados

Áreas

C/ La Costera, 3 - 22486 Bonansa (Huesca) Tel. 974 554 009 - Fax 974 554 010 - ayuntamiento@bonansa.es

 

 


Siguenos en: Agreganos a tus RSS
  • Diputación de Huesca

C/ La Costera, 3 - 22486 Bonansa (Huesca) Tel. 974 554 009 - Fax 974 554 010 - ayuntamiento@bonansa.es